Remedios caseros para rozaduras de bebé: ¿Son recomendables?

 


Si te da flojerita leer todo el texto da clic aquí abajito en “play” y lo leeremos para ti 🙂

 

 

¡Hola Mommoms! Encontrar en tu bebé rozaduras en la piel que cubre el pañal, puede ser una situación de estrés y preocupación, ya que esto causa llanto y molestias para ti y tu bebé; no te preocupes, es bastante común en los tres primeros años y en la mayoría de los casos son fáciles de tratar con el seguimiento correcto.
 
Las rozaduras se pueden dar por una técnica deficiente de limpieza al momento de limpiar su pipí y poposita, por demorar en hacer cambio de pañal o por un pañal demasiado apretado o de talla incorrecta. Incluso también por los productos que se utilizan al momento del cambio de pañal.

 

Primero: Identificar

Primero hay que identificar la gravedad de la rozadura: Las rozaduras leves se manifiestan con áreas de piel rosada y seca; si son bien tratadas, las molestias desaparecen en un promedio de 3 días. Estas son las más comunes.
 
Si notas en tu bebé áreas de piel roja, sangrado, temperatura, ampollas o un enrojecimiento que se extiende, son rozaduras graves, provocan un mayor dolor en tu bebé, así que lo mejor es ponerse en contacto con un médico para que recete alguna crema, pomada o ungüento.

Las rozaduras del bebé: Pomadas y ungüentos

Para las rozaduras leves existen varios medicamentos sin receta. Las cremas con un alto porcentaje de óxido de Zinc (como Hipoglos) son efectivas a la hora de proteger la piel de tu bebé.
 
Estas pomadas, como Hipoglos, son de aplicación tópica, es decir, se untan sobre la rozadura a lo largo del día, debes de aplicar solo una capa fina, para así aliviar y proteger la piel de tu bebé.
 

Tips y experiencias

Mientras exista la rozadura, hay que bañar a tu bebé todos los días, con agua tibia y usando jabones y limpiadores sin perfumes, esto también para no seguir irritando la piel ya expuesta.
 
En cada cambio de pañal puedes enjuagar sus pompitas con agua tibia y secar muy bien con una toalla limpia. Durante los días dónde aún exista la rozadura, lo mejor es no utilizar toallas húmedas para pañales, estas podrían dejar una capa de bacterias sobre la piel.
 
Si es posible ten a tu bebé por un tiempo breve durante el día sin pañal, puede ser durante la siesta o en algún momento dónde se sienta cómodo.
 
El propósito de todos esto es mantener la piel de tu bebé tan limpia y seca como sea posible.
 

El tratamiento y los remedios caseros en las rozaduras del bebé

El tratamiento es diferente para cada bebé, no es recomendable el uso de remedios caseros para las rozaduras graves, pues existe la probabilidad de afectar de manera negativa la rozadura, siempre hay que estar al pendiente de algún cambio de síntoma en tu bebé y retirar el medicamento de manera inmediata si hay cambios negativos. Lo más recomendable es solo usar productos diseñados para bebés.
 
Al tratar con las rozaduras más graves, un médico debe de revisar a tu bebé. Puedes preparar una lista de síntomas que tu bebé ha tenido durante la rozadura y el tiempo de estos mismos. Hacer también una lista de todos los productos que  tengan contacto con las pompitas de tu bebé al cambiar y limpiar, así como las marcas que utilizas.
 

Consulta siempre a tu médico o especialista de la salud

Cuando visites al médico o especialista de la salud, no dudes en hacer cualquier pregunta sobre las cosas que te inquietan o no entiendes del tratamiento. Debes confiar en las palabras del especialista, pero si algo te incomoda o no te gusta, puedes mencionarlo para que adapte el tratamiento a tus necesidades y las de tu bebé.
 
Las rozaduras van a ser algo usual en su vida. Así como son fáciles de tratar y curar, son fáciles de provocar.
 
Para evitar lo más posible las rozaduras puedes ayudarte cambiando los pañales de tu bebé con más frecuencia. Al momento de cambiar el pañal cuando hace poposita, recomendamos enjuagar con abundante agua tibia y secar bien antes de colocar el pañal nuevamente, además del uso de pomadas y ungüentos anti rozaduras (que por eso se llaman así, anti rozaduras, pues su uso debe ser para la prevención de las mismas y no para cuando estas ya han aparecido).
 

Mommom, no seas dura contigo misma.

Sabemos que la maternidad tiene sus complicaciones, los momentos difíciles suceden, pero así como hay momentos de incertidumbre, en el proceso todo va adquiriendo luz, no estás sola, siempre hay alguien que te puede ayudar en esos momentos dónde no tienes todas las respuestas.
 
Conoce más

Dermatitis del pañal – Diagnóstico y tratamiento – Mayo Clinic

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/diaper-rash/diagnosis-treatment/drc-20371641

Comenta, nos interesa conocer tu opinión
Comparte ;)