Escudo protector contra la crítica maternal no solicitada

Escudo protector contra la crítica maternal no solicitada

 
 

¿Cansada de la crítica maternal no solicitada?.

 
Hay tantos temas en la maternidad que son complicados, que de alguna forma van resolviéndose, pero en mi opinión uno de los que más resta energía y causa muchos sinsabores en las mamás es la “crítica maternal” o comentarios respecto a su desempeño como mamá.

 

 

Para empezar

 
Vivimos en una sociedad en la que parece que todo mundo sabe cómo debe ser y sentirse una mamá. También lo qué no debería hacer una mamá, y de ahí se despliegan todo tipo de argumentos, comparaciones, malas vibras y experiencias desagradables para quien se tope con algún “bien intencionado” y muy frecuentemente desinformado opinador (a).

 

Por eso es que me atreví a compartir esto: nunca debemos olvidar que la opinión de los demás sobre nuestra maternidad es sólo eso, una opinión… ¡SU OPINIÓN!

 

Y es que es muy desgastante ir por la vida dando explicaciones de lo que hacemos con el cuidado y crianza de nuestros pequeños, sobre todo con quienes ya tienen una idea muy hecha y cerrada de como deberían ser las cosas. Mucho más con aquellos de la vieja escuela o con aquellos que por alguna razón han radicalizado su punto de vista en algún tema.

También puede interesarte:
Mamá en proceso de lactancia: Las críticas no solicitadas

 

Realmente no hay mucho que hacer más que respirar, sonreír y pasar de largo.

 

El prejuicio, la crítica, opinión o consejo no pedido puede venir de cualquier lugar, te puede llegar de sorpresa y sacarte de balance, y por ello anidarse en tu corazón y hacer que revoloteen dudas en tu cabeza.
 

 

Crea un escudo protector contra la crítica maternal no solicitada

Si de por si las mamás nos cuestionamos un montón pues eso no abona positivamente, así que te propongo que consideres lo siguiente ante la crítica y lo repitas cuando lo necesites para regresar a ti y tener paz:

 

¡Tú sabes quién eres, lo que estás haciendo y lo que está bien para ti!

¡Sabes lo que ignoras y lo que necesitas aprender!

¡Tú sabes que temas son sensibles e importantes para ti y estás en todo tu derecho de externarlo!

¡Los temas son de preocupación para ti nadie debe minimizarlos!

¡Estás aprendiendo y creciendo como mamá todos los días!

 

Mientras vas ganando confianza y seguridad como mamá, aprendiendo y conociendo más de ti y de tu bebé, se conformará una especie de escudo en el que pueden rebotar las malas críticas o comentarios, y poco a poco podrás ir ganando habilidad en respuestas rápidas y contundentes: En pasar de largo ante ciertos comentarios, en ponderar tu paz como lo principal.

También puede interesarte:
Conoce más: Pezón invertido y lactancia materna

 

La experiencia día a día con tu pequeño, el creer en ti como mamá y formarte una opinión crítica, informada y abierta te permitirá que lo que necesites se quede y te aporte, y lo que no sea para ti, pase y no cause ningún ruido ni estrago, ni en tu mente ni en tu corazón.

 

 
 
Abrazos sororos

Deborah Buiza.

Tengo 41 años y poquito más de 7 años ejerciendo como mamá sin instructivo de dos pequeños. Mi formación académica en las áreas de ciencias de la comunicación y la psicología me han permitido explorar diferentes campos profesionales como la investigación, capacitación, psicoterapia, conducción de grupos, operación de proyectos sociales, desarrollo organizacional y clima laboral, así como la organización de eventos.

Facebook: https://www.facebook.com/Deborah

Sitio web: Generando Bienestar/

Twitter: https://www.twitter.com/DeborahBuiza/

 

 

Comparte ;)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •