No puedo volver a embarazarme

No puedo volver a embarazarme

 

Te preguntas ¿por qué no puedo volver a embarazarme? La infertilidad secundaria consiste en tener un bebé y querer embarazarse de nuevo sin lograrlo; El primero pudo haber sido muy fácil, pero en el segundo se batalla. MomMom, hay que tener calma e ir de a poco para lograrlo.
 
El hecho de no embarazarte y tener pérdidas de repetición, también es considerado infertilidad, cerca de un 30% de las parejas acude a una clínica de fertilidad por problemas de infertilidad secundaria sin causa aparente, pero otras acuden por haberse ligado las trompas de Falopio y en el hombre por haberse hecho la vasectomía. Este tipo de casos se tratan con fecundación in vitro, pero hay que considerar el tiempo de haberse ligado; si la mujer ya tiene más de 5 años de haberse realizado este procedimiento, entonces sí se afecta la calidad de los óvulos. En el hombre, hablamos de 6 a 8 años de haberse hecho la vasectomía, pues la calidad espermática se ve afectada.
 

 

No puedo volver a embarazarme: Consejos

 
Lo ideal es buscar ayuda de un profesional, en caso de no ser el ginecólogo, él te canalizará con un médico que sí pueda ayudarlos. Tendrán que pasar por pruebas de fertilidad y exámenes generales que determinen su salud. Muchas veces no sabes lo que pasa por dentro del cuerpo y ser papás una vez, no determina que podrán serlo de nuevo, especialmente si en el primer embarazo hubo algunos problemas.
 
Cuando una pareja tiene un año de vida sexual regular, sin uso de métodos anticonceptivos y no logran embarazarse hay que buscar ayuda, pero si tú tienes más de 35 años y han pasado más de 6 meses de no concebir, hay que acudir a un centro de reproducción con un médico especialista, no sólo con el ginecólogo de cabecera.
 
No traicionas a tu ginecólogo por buscar ayuda, acude a un biólogo de la reproducción y mejor aún si pertenece a un centro de reproducción donde te atenderán en el mismo lugar, porque el tiempo de espera es uno de los factores más importantes en el tratamiento.
 
Las técnicas de reproducción asistida, es el conjunto de procedimientos en donde los óvulos o espermatozoides son tratados en un laboratorio para mejorar su capacidad fecundante. Como consecuencia de esto, los embriones obtenidos son cultivados y desarrollados bajo condiciones controladas dentro de una incubadora, mejorando considerablemente su capacidad de implantación en el útero.
 

 

Existen técnicas de baja y alta complejidad que comprenden:

 

Inseminación intrauterina
Fecundación in vitro
Microinyección intracitoplasmática
Hatching asistido
Diagnóstico genético pre-implantatorio (DGP)
Donación de óvulos
 

No te automediques

 
La utilización de anticonceptivos no ocasiona infertilidad; sin embargo, el hecho de que no exista una vigilancia médica o una automedicación, puede enmascarar un padecimiento común como el ovario poliquístico y se postergue la atención.
 
” Cuando una paciente retrasa la concepción y llega al médico con una condición endocrinológica que impide tener un embarazo exitoso, el problema se complica”, apunta el Doctor Abraham Martínez Ruiz, director Médico de INSERMER (Instituto Especializado en Infertilidad y Medicina Reproductiva).
 
“No todos los anticonceptivos son iguales, en el mercado hay entre 10 y 15 fórmulas y cada uno está diseñado para cada condición de la paciente como edad, talla, endocrinopatías existentes”.
 

Diabetes e infertilidad


 
Muchas veces la diabetes es concomitante con padecimientos como el hipotiroidismo y aunque no generan infertilidad, sí ocasionan pérdidas gestacionales, Además, ambos padecimientos condicionan que la mujer se embarazarse y tenga abortos de repetición o en etapas avanzadas, de ahí la importancia de que ambas condiciones estén controladas.
 
El especialista menciona que el ovario poliquístico genera resistencia a la insulina, hormona que se encarga de realizar una conversión de andrógenos- estrógenos. Esto empieza a los 13 años y si la persona empieza a engorda y, no hacer ejercicio, a los 40 años podría desarrollar diabetes.
 

Cuida tus emociones

“Para muchas parejas el problema de infertilidad conlleva un duelo que es comparado con el sentimiento que se presenta cuando se da un diagnóstico de cáncer o de VIH-Sida.
 
 
Cuando médicamente todo está correcto y no hay una causa aparente que ocasione la infertilidad, se puede pensar en estrés, el cual eleva los niveles de cortisol en el cuerpo, baja el sistema inmunológico, provoca contracciones uterinas, lo que ocasiona que los embriones no puedan implantarse en el endometrio; o bien, que afecte los niveles hormonales femeninos, indica la psicóloga de INSEMER, Claudia Aranda Carrillo.
 
 
 
Si buscas un nuevo embarazo, acude a un centro especializado donde pueden darte toda la orientación que necesitas. Como lo dijimos anteriormente, si el ginecólogo no puede ayudarte a buscar un especialista, hay algunas clínicas que pueden ayudarte con todo el proceso.
 

 
¡Seguro pronto se llevarán la gran sorpresa!
 
 
Fuente:
Stanford Children´s Health.
 
 

Comparte ;)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •