Redes sociales Presión y la maternidad perfecta

Redes sociales: La presión social hacia la maternidad “perfecta”

 
 

Mamás y redes sociales

 
Cuando somos mamás primerizas (o no) surgen muchísimas inquietudes de casi cualquier tema en relación al cuidado y crianza de nuestros hijos y es que en la actualidad con tanta información circulando por los medios y las redes sociales es fácil caer en la duda respecto a lo que estamos haciendo.

 

Mamás y redes sociales; Antes de entrar en pánico

Antes de entrar en pánico y sentir como la culpa crece porque no hacemos lo mismo que otras mamás creo que es importante hacer una pausa, respirar y repetirse como si fuera un mantra que CADA MAMÁ Y CADA HIJO ES DIFERENTE. Si bien hay aspectos generales o que puedan compartirse hay particularidades que convierten en algo totalmente diferente la experiencia o la necesidad de cada mamá.
 
Ya que cada mamá y su familia es un mundo, es importante darnos la oportunidad de investigar, observar, analizar, aprender e incorporar aquello que creamos que pueda funcionarnos y con mucha paciencia volver a observar y analizar cómo está operando para hacer los ajustes o cambios necesarios, y es que lo que le funcionó de maravilla a mi comadre es posible que a mi no me resulte para nada, y eso está bien.
 

 

También puede interesarte:
¿Un susto puede causar daños al bebé?

Algunas recomendaciones:

 
Así como antes eran comunes las recomendaciones para el cuidado y crianza entre familiares y amigas, las redes sociales han multiplicado por mil las sugerencias y opiniones sobre lo que hay que hacer o no con los niños, lo que puede incrementar la confusión, por ello creo que necesitamos aprender a poner límites sanos a la información y buscar en el lugar adecuado.
 
Considera tener a un especialista de cabecera al que puedas preguntarle cualquier duda o inquietud, aunque te parezca pequeña o ridícula, el pediatra es el indicado para hacer equipo contigo y encaminarte a otros especialistas en caso de que sean necesarios por una atención más específica; por ello tiene que ser alguien a quien le tengas mucha confianza y con quien puedas establecer una comunicación clara y directa.
 
Si por alguna razón el médico familiar o pediatra que tienes no te convence del todo no dudes en buscar hasta encontrar con el que te sientas cómoda, este aspecto es muy importante para ti y tu familia.
 

 
Utiliza los grupos de mamás para compartir experiencias sin compararte y sin juzgar; la verdad es que los grupos son magníficos espacios cuando a partir del respeto, la sororidad y la comunicación asertiva las mamás se comparten y se dan cuenta que no están solas en este mundo maternando y criando, entre otras cosas.
 
Considera que, si no te sientes cómoda, si te causan inquietud, si no te sientes acompañada y muy al contrario te empiezas a sentir abrumada y juzgada, ese no es tu grupo y por tu salud mental más vale salir de ahí.
 
Una mamá necesita contar con especialistas y una tribu que la acompañe en el camino del cuidado y la crianza, no es fácil y no se encuentran a la primera, pero son fundamentales, así que vale la pena poquito a poquito ir creando esas redes de acuerdo a tus necesidades y a las de tu familia.
 
Y tú ¿cuentas con tu red?

También puede interesarte:
La paternidad y el rol de los hombres

 
 

Comparte ;)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •